Nuestro-Proyecto-01.png
Noticias
Estás en: Noticias
Eclipse de sol: una experiencia total
09-jul-2019
|

Cerca de 300 mil personas llegaron hasta el sur de la Región de Atacama y alrededores, para presenciar el 2 de julio el evento astronómico más importante de Chile en los últimos años.

Una experiencia para ver, pero sobre todo para vivir. Esa es la lección que dejó a muchos afortunados el eclipse total de sol que desató la euforia en el norte del país, y que congregó aproximadamente a 300 mil personas de Chile y del extranjero. Cerros, caminos, el borde costero y cualquier espacio abierto fue el indicado para observar el cielo y disfrutar de un evento astronómico que en la zona no ocurría desde 1893, y que no volverá a repetirse hasta 56 años más.

Si bien el eclipse fue visible en todo Chile, el sur de Atacama y Coquimbo, fueron los únicos puntos del país donde el fenómeno astronómico se pudo apreciar en su totalidad, con una umbra o franja de tierra oscurecida de más de 147 kms. Esto, sumado a las excepcionales cualidades del cielo en dichas regiones, causó un especial interés.

Varios municipios, con la ayuda de empresas de la zona, se sumaron a la fiebre del eclipse, organizando vías de acceso, campamentos, servicios básicos y hasta espectáculos artísticos. De esta manera, se congregó público en general, astrónomos, científicos y diversas autoridades.

NuevaUnión, por ejemplo, puso a disposición 5 mil lentes certificados con la norma ISO 12312-2 con los que pudieron disfrutar del evento sin restricciones. La comuna quedó prácticamente desierta, mientras pequeñas localidades al sur de Atacama, como Domeyko y Cachiyuyo recibieron una gran afluencia de visitantes. Para contextualizarlo, en Incahuasi, donde viven alrededor de 130 personas, llegaron 15.000 visitantes.

Exactamente a las 15:22 horas del 2 de julio, el sol comenzó paulatinamente a oscurecerse al ser tapado por la luna que se interpuso entre él y la tierra, generando un periodo de oscurecimiento que duró dos horas y donde la luminosidad no se perdió del todo, permitiendo apreciar el entorno de una forma distinta.

La oscuridad máxima se produjo entre las 16:39 y las 16:41 hrs., lapso en que la noche se anticipó, brillaron las estrellas, algunos planetas se pudieron vislumbrar, se encendieron las luces de la calle y hubo un notorio descenso de la temperatura, mientras la multitud presente se unía en aplausos y gritos espontáneos de Viva Chile, en una sensación de unidad y sintonía con la naturaleza difícil de experimentar.

Deja tu comentario

Nombre
Correo
Comentario